IV Edición REM: Recursos energéticos & mineros

Argentina tricampeona del mundo

El Comité Técnico de Qatar 2022, no dudo en designar a Messi el mejor jugador del torneo, luego del pitazo final que le dio la gloria al país suramericano, donde las celebraciones fueron apoteósicas, solo en Buenos Aires se estima que más de 5 millones de hinchas se dieron cita en los lugares icónicos de la capital argentina.

Messi ya había recibido este premio de mejor jugador de un mundial en el 2014, cuando se quedó muy cerca de ganar la final ante Alemania. En esta ocasión consiguió el objetivo, y es que el afamado futbolista hizo una gran comunión con los demás jugadores albicelestes y su entrenador, factor clave para la victoria. Incluida la intensa final contra Francia ganada en los penaltis 3(4)-3(2), en una de las mejores finales mundialistas de los últimos tiempos. 

Desde el banco, Scaloni supo manejar el timón de la manera adecuada en cada uno de los cotejos disputados, con la única excepción del primer juego ante los sauditas, que perdieron 2-1 y fue duramente criticado por la prensa especializada, luego de ese traspié, la selección suramericana fue creciendo en su juego hasta llegar a coronarse. 

Por su parte, Messi, con 35 años levantó la Copa del Mundo para Argentina tras haber participado de forma directa en 11 de los 15 goles que su selección anotó en el Mundial.

Pero esa influencia va más allá. Aunque ya no tiene la rapidez de hace algunos años, todas sus reservas de energía las ha utilizado para desequilibrar los partidos.

Lo logró ante México y lo volvió a hacer ante los neerlandeses en cuartos de final. Y en la semifinal tuvo una actuación prodigiosa, sobre todo en la jugada previa al tercer gol del partido que liquidó a los croatas.

Quizá la imagen de Messi con una túnica semitransparente de colores negro y dorado que le colocó el emir de Qatar para alzar la copa sea la última de este ídolo del fútbol mundial en este tipo de escenario, quizá no. Hasta que no llegue el Mundial del 2026 no lo sabremos. 

Por ahora queda para la posteridad la imagen del astro argentino con su prenda celebrando ganar el evento deportivo más importante del planeta, junto a sus compañeros de equipo.