IV Edición REM: Recursos energéticos & mineros

Uso eficiente de energía

El envejecimiento de las minas y la tendencia a un incremento en la dureza del mineral, son los factores principales que han profundizado una realidad: el aumento progresivo del uso de la energía en las minas para la extracción de los minerales.

La transición energética que se está viendo en el sector minero a nivel mundial, marcará un antes y después. Las minerías deben garantizar la flexibilidad operativa y la resiliencia para hacer frente a la creciente volatilidad de los precios de los productos operacionales, como es el caso de la energía. Las empresas mineras requieren tener profesionales que sepan afrontar y generar cambios, para la integración de las operaciones y optimizar costos.

La incorporación de utilizar energías renovables en las minas, es uno de los retos del futuro que tienen que ponderar, no solo por motivos medioambientales, sino también económicos, ya que la energía es uno de los principales costos.

A medida que las compañías mineras son más conscientes en identificar que los costos de las energías renovables; la energía eólica y solar, cada vez son más bajos, se convierte en una tendencia creciente en impulsar las operaciones mineras en todo el mundo en los próximos años.

Las razones principales detrás del cambio de las fuentes de combustibles energéticos tradicionales, a las energías renovables entre las minas son:

• La reducción de los costos al emplear energía renovable.

• La perspectiva de un suministro de energía más confiable.

• La promoción de sistemas de gestión y de herramientas que apoyen el desempeño energético.

• Colaborar con el medio ambiente.

La minería global enfrenta desafíos sin precedentes para la sostenibilidad a largo plazo de sus operaciones. Un impulsor fundamental de la sostenibilidad reside en las tecnologías energéticas, que pueden reducir los costos, al tiempo que aumentan la productividad.

Un aspecto clave en todos los proyectos mineros sostenibles y sustentables es la capacidad de mejorar el uso de los recursos disponibles. Es aquí donde la optimización del consumo de energía es vital.

Sin lugar a dudas, la producción de minerales es un negocio desafiante y los operadores de minas enfrentan muchas barreras para adoptar un enfoque más integrado y colaborativo, incluida la variabilidad y el conocimiento limitado de los recursos.

Se deben establecer responsabilidades y mecanismos de comunicación que integren las diferentes áreas de las empresas para mejorar el proceso de planificación, para controlar el uso de energía o hacer una renovación en su modo de operación y darle paso a la nueva era de energías renovables.

Las empresas, fábricas y compañías mineras deben emplear políticas energéticas que estén enfocadas en el acceso universal a servicios modernos y fiables, fomentar la eficiencia energética y el uso de energías renovables, proveyendo información de que la falta de acceso a niveles adecuados de servicios energéticos está altamente correlacionada con niveles de bajo desarrollo a nivel empresarial.

Fomentemos el uso correcto de energía, ya que sin ella no existe la concepción de un negocio exitoso y de una sociedad progresista.

El principal reto al que nos enfrentamos de manera personal y profesional se encuentra en disminuir el consumo. De manera colectiva, tenemos que buscar el desarrollo y aprovechamiento de tecnologías limpias. El uso eficiente de energía, no significa sacrificar o reducir nuestro nivel de bienestar, ni dejar de cubrir nuestras necesidades empresariales. Solo se necesita un cambio de hábitos y actitudes que favorezcan al consumo energético responsable, a la reducción de gases contaminantes y a la preservación de nuestro entorno y nuestras empresas.

¡Empieza hoy a ser parte de la solución!