IV Edición REM: Recursos energéticos & mineros

Cooperación un valor fundamental

Se denomina cooperación al conjunto de acciones y esfuerzos que, conjuntamente con otro u otros individuos, realizamos con el objetivo de alcanzar una meta común. 

Se conoce como cooperación para el desarrollo sostenible, al conjunto de acciones realizadas por diferentes organizaciones que tiene como objeto promover el progreso económico y social a nivel global, de una forma sustentable y equitativa.

La cooperación ha llegado a convertirse en una valiosa herramienta para la materialización de los objetivos del desarrollo sostenible. Cuando empleamos la cooperación vemos el resultado de una estrategia de trabajo en conjunto, que se vale de una serie de métodos para facilitar la consecución de un objetivo, como, por ejemplo, el trabajo en equipo, la distribución de responsabilidades, la delegación de tareas, las acciones coordinadas, etc.

Las empresas de hoy en día, tienen la responsabilidad y la oportunidad de explorar cómo su modelo de negocio sostenible, a través de la cooperación de cada uno de sus miembros, puede generar un impacto positivo para la sociedad en la que operan.

Estas empresas que logran integrar en su estrategia el impacto que generan en su entorno, están mejorando su capacidad de gestión.

El desarrollo sostenible no puede lograrse sin la colaboración activa de las empresas, que están comprometidas con el respeto de los principios universales, de los derechos humanos, el trabajo digno y el medio ambiente.

Las empresas pueden hacer una contribución muy importante mediante la transformación de sus estrategias, procedimientos, estándares y parámetros para integrar el desarrollo sostenible en el centro de sus misiones y modelos comerciales.

Al introducir la sostenibilidad como principios colaboradores en sus modelos comerciales, son rentables y exitosas. Los accionistas y los consumidores quieren y valoran el desarrollo sostenible. Sin embargo, tenemos que llegar a un punto de inflexión en el que la sostenibilidad se convierta en ‘la vía habitual’ en los mercados de todo el mundo.

No existe un único motivo para la cooperación como factor clave para la sostenibilidad, pero de alguna manera se ofrece la ayuda por un sentimiento de empatía hacia los demás o porque el ser humano suele contemplar la idea de que hay que hacer por los demás lo que desearíamos que los demás hicieran por nosotros.

En este sentido, algunos consideran que la mejor vía de cooperación se resume con el siguiente planteamiento: regala un pescado a un hombre y le darás alimento para un día, pero si quieres realmente ayudarle, es mejor que le enseñes a pescar.

La cooperación es fundamental para la vida en sociedad, debido a que es una manera mejor y más eficiente de gestionar los asuntos en función del interés colectivo. Por eso debemos fomentarla, como una vía para establecer dinámicas de mayor solidaridad y mayor igualdad de oportunidades para todas las personas.