El norte no es el sur

Por supuesto el norte no es el sur en ningún contexto, ciertamente no en términos de geografía. En términos de hacer negocios, ninguno de nosotros está realmente interesado en la geografía y la distancia por sí misma. ¿Qué nos interesa? ¡El negocio! ¿Cómo impacta la dinámica norte versus sur en nuestro éxito internacional? Veamos cómo funciona la dinámica de norte contra sur en las Américas.

 

No hay problema

Cuando vivía en México, invité al personal de la oficina a mi casa para una cena a las seis en punto. No para cenar a esa hora, eso sería demasiado temprano para el mexicano promedio, sino para tomar un tequila o dos y socializar  por un tiempo. Todos confirmaron. A las siete apareció el primer colega, con una hora de retraso razonable.  La última pareja llegó alrededor de las diez de la noche. Le pregunté a Héctor: '¿Fue difícil de encontrar? ¿No te perdiste, verdad?' Me respondió: "No. No hay problema en absoluto. ¿Por qué?'

 

¿Qué les pasa a estas personas?

Cómo holandés que vivió durante más de diez años en América Latina y ahora asentado por más de una década en Estados Unidos, tengo por supuesto múltiples ejemplos de incidentes divertidos. De hecho, lo opuesto al ‘incidente de Héctor' sucedió cuando luego de que mi esposa venezolana y yo nos mudamos a Atlanta e invitamos a una cena en casa, a las siete en punto. Yo, con la experiencia que había adquirido en mis previos eventos sociales, tomé una siesta y me levanté a las siete de la noche. En ese momento sonó el timbre. Ya habían llegado nuestros invitados.  ¿Cuál fue la reacción de mi esposa?: ‘¡¿Qué les pasa a estas personas?!'

 

Debajo de la superficie

¿Qué significado tienen estos incidentes algo divertidos? Son una clara expresión de las diferencias culturales y de cómo estas diferencias afectan la manera de interrelacionarse. Las empresas han fracasado en la expansión internacional porque no han sabido romper las barreras de estas diferencias, por el contrario, las han reforzado. Acepto que Walmart está presente en Alemania, la  fallida fusión Daimler-Chrysler o una cercana a mi  experiencia, la fallida fusión KLM-Alitalia. 

 

La solución es más fácil de lo que imaginamos

Una de las cosas más difíciles de identificar y aceptar entre quienes se mueven en el mundo de los negocios internacionales, es que estas diferencias culturales existen y deben ser calificadas como tales: diferencias. De lo contrario, nos quedaremos atrapados en estereotipos y posiblemente insultos: '¿Por qué estos individuos siempre llegan tarde?' ('¿Por qué son tan estrictos y se manejan por minuto?').  La diferencia en el concepto de tiempo es apenas la punta del iceberg de las diferencias culturales. La buena noticia es que la cultura se puede medir y la competencia cultural se puede aprender. Al hacer negocios a través de las fronteras, la conciencia geográfica es necesaria, saber que el norte no es el sur culturalmente hablando, es  fundamental.

Otras noticias

ATLANTA -El salto al campo de un espontáneo durante un partido no es algo exclusivo del fútbol. La M...
ATLANTA - El Departamento de Recursos Naturales de Georgia emitió este jueves una alerta "código nar...
-El 20 de mayo, Día Mundial de las Abejas, será la cita virtual -Siete especialistas explicarán...
#ATLANTA - Getty La firma de agente libre de los Falcons, Casey Hayward, ha sido etiquetada como «la...
ATLANTA -Con las elecciones primarias en marcha en todo el país, los activistas del derecho al voto...