Emprender es una montaña rusa

El camino está minado de grandes obstáculos, tendemos a idealizar al emprendimiento, no se trata de una línea recta, de un trayecto uniforme y constante, afirma Vanessa Marcano.

Para Vanessa Marcano Boos emprender requiere enfrentar constantes adversidades, algunas internas, otras externas no contraladas, como por ejemplo el surgimiento de la pandemia. “He ido aprendiendo a tener una mentalidad de generación de soluciones y decisiones diaria, de estar creando alternativas y diferentes caminos para resolver los retos. Emprender es una montaña rusa definitivamente. Hemos pasado por crisis, hemos fallado algunas ideas, hemos invertido en proyectos que luego no han sobrevivido, y por supuesto hemos disfrutado de grandes éxitos que nos mantienen en pie y con expectativas de seguir avanzando. Todo eso es necesario para crecer y madurar como empresarias”, explica. 

Con más de 12 años en el mundo del emprendimiento, la Fundadora y CEO de PollitoIngles.com y Momsdata.com con presencia en México, Venezuela y USA, ha trabajado con clientes como P&G México, P&G Chile, Cargill, Kelloggs, Johnson & Johnson y Nestlé, entre otros. Asimismo, ha incursionado como Speaker, especialmente en promover el emprendimiento femenino y la equidad de género.

Amablemente nos contó un poco de su historia y trayectoria, y de su camino por el emprendimiento femenino que la han llevado a ser una mujer Factor de Éxito, 

 

¿Cómo nace esa necesidad de emprender proyectos enfocados en las madres y la igualdad de género?

Hace 12 años tuve a mi hija Julieta y con la maternidad viví una gran reinvención de mi vida personal y profesional. Siempre supe que quería trabajar y cumplir mis sueños profesionales, tengo ese propósito claro desde el colegio. 

Con la maternidad se me ocurrió una idea de negocio que probé en redes sociales en el año 2010, se trata de una comunidad online de madres para el intercambio, compra y venta de artículos usados de bebés, a la que llamé Pollito Inglés. El nombre viene de un juego infantil tradicional en Venezuela que se juega al aire libre. Me encantó la paradoja de hacer un emprendimiento online que evocara a nuestras infancias menos “conectadas”. Así comienzan mis primeros pasos desarrollando negocios y comunidades online en torno a mujeres. Me he sentido parte de todos mis emprendimientos, como mujer consciente de las necesidades que tenemos, de nuestras incertidumbres, nuestros miedos y nuestras fortalezas y capacidad de trabajo y creatividad; así como de la increíble conexión que hay entre las mujeres. Soy testigo de la capacidad que tenemos para apoyarnos y del conocimiento colectivo y colaborativo que se genera entre nosotras. Esa sororidad la resalto y rescato en todo lo que hago como empresaria, es lo que me mueve, mi propósito se basa en generar espacios colaborativos de dar y recibir; y por supuesto, lograr mejores condiciones personales y laborales para las mujeres.  Con ese impulso nace Pollito Inglés, Momsdata.com y ahora FemDataConsultoria.com ; llevo 12 años trabajando con mujeres y para las mujeres.

 

¿Cómo fue el camino transcurrido para consolidar tus emprendimientos?

Puedo asegurar que al inicio fue un salto al vació con grandes incertidumbres y mucho insomnio. En ese momento no era tan consciente de mis propias capacidades para generar ingresos y poco a poco me fui formando, y aprendí a tener una mentalidad más comercial y los miedos a vender se fueron disipando, aprendí a darle valor a mi trabajo y a nuestros esfuerzos como empresa. Considero que es una de las competencias que debemos desarrollar como empresarias, un “mindset” de ventas.  Ese empoderamiento no lo cambio por nada, no me lo dio 15 años de trabajo como empleada, pero si como empresaria. Depender de mí misma para sobrevivir y mantener mi hogar es un proceso de fortaleza personal que me ha hecho crecer, ser más segura y plantear negociaciones más elevadas, y cada vez con mayores retos. El camino de emprender está minado de grandes obstáculos, tendemos a idealizar al emprendimiento, siempre digo que no se trata de una línea recta, de un trayecto uniforme y constante, eso quisiéramos, pero no es la realidad. Perder el miedo a fallar o equivocarse es fundamental. Como mujeres tenemos sobre nosotras muchas expectativas, la sociedad espera que lo hagamos todo bien, criar, cuidar, trabajar, ser exitosas, tener una gran figura, hacer ejercicios, alimentarnos bien y una lista sin fin. Sufrimos de poca tolerancia a equivocarnos, pero es necesario porque si no, seríamos extremadamente conservadoras y el proceso de transformación, aprendizaje y empoderamiento no sería igual; además es importante construir la vida que nos hemos propuesto, no la que esperan terceros de nosotras. Como mujeres tenemos, además, otros retos que resolver, temas de cuidados de los hijos, de la casa, que desafortunadamente siguen sobre nuestros hombros; trabajando incluso tres turnos en labores domésticas. Aunque he tenido apoyo familiar para ello, la carga mental es fuerte para llevar la casa, el colegio, el bienestar familiar, ¡y un gran etc.! 

Uno de los caminos que tomé al inicio de mi trayectoria como empresaria fue la búsqueda de financiamiento. No es suficiente identificar una idea o una necesidad, o tener definido el target o tus usuarios/as; el dinero es la base para que la magia ocurra. Según mi perspectiva, es importante medir esfuerzos y capitalizar cada uno de ellos. En estos 12 años he probado varias formas de financiamiento que invito a otras mujeres a buscar y probar, por ejemplo, participar en aceleradoras, en concursos de emprendimiento locales e internacionales, becas para mujeres emprendedoras, entre otros. En Pollito Inglés ganamos WAYRA de la empresa Telefónica en 2012, una acelaradora de proyectos con base tecnológica, y desde ese momento pudimos adquirir no solo un financiamiento pre-semilla, sino que recibimos formación a todo nivel con asesorías personalizadas y mentorías. A partir de allí, desde el momento que me atreví a participar en un concurso hemos ganado 5 premios de emprendimiento, el más reciente de Google México llamado Google For Startups Women Founders Mexico en 2021.  Adicionalmente, hemos levantado capital semilla de lo que se llama Family/Friends, por lo que dar visibilidad a tus proyectos e ideas es clave, y sostener una red consolidada de amigos y conocidos a lo largo de la vida puede significar un gran apoyo para el arranque.

 

 Ser fundadora, CEO y además speaker requiere una gran demanda de tiempo. ¿Cómo haces para equilibrar tus responsabilidades de trabajo con las familiares?

Ser mamá soltera y tener aspiraciones profesionales o empresariales es difícil de conciliar, las cargas físicas y mentales son altísimas. Se requiere disciplina, foco y propósitos claros. En mi caso trato de optimizar mis momentos de mayor productividad mientras mi hija está en el colegio, luego por las tardes estoy entre un ir y venir entre trabajo, cuidados y crianza. El descanso se ha convertido en mi mejor aliado, tengo sólidos hábitos de sueño, duermo al menos 7 horas todos los días, y cuando puedo hago siestas de 30 minutos para recargar energías. Recomiendo tener hábitos de descanso, momentos de ejercicios y espacios frecuentes de esparcimiento personal. Así día a día voy construyendo el día más productivo posible, el que me permita la agenda, mis no negociables como mujer, y mis compromisos como madre. Para mí el balance laboral-familiar no existe, lo veo como un absoluto difícil de alcanzar al menos para las mujeres todavía. Creo es más viable aspirar a un balance flexible que se va construyendo hora tras hora. Unos días soy más empresaria, otros días soy más mamá y otros soy de autocuidados; y en esa danza vivo cada día; tratando de no ser perfeccionista y no autoexigirme demasiado, ya hacemos demasiado.

 

¿Cuál es el gran reto que superar para cerrar la brecha de la igualdad de géneros en empresas y organizaciones de Latinoamérica?

La pandemia ha traido grandes desafíos en la superación de las brechas de género en empresas y organizaciones. De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL), esta crisis generó un retroceso de más de 10 años en la participación de las mujeres en el mundo laboral.  Así que en estos momentos estamos aún experimentando una lenta reinserción de las mujeres a este campo, ya que el COVID-19, puso en evidencia la todavía muy actual división de género del trabajo, en la que quedó clara que sobre los hombros de las mujeres siguen recayendo mayoritariamente las labores domésticas, los cuidados y crianza de los hijos, y de las personas mayores. Por ello, los retos son grandes, y son nuestro principal propósito en FemDataconsultoria.com en el trabajo con las empresas y organizaciones. En primer lugar, un trabajo de sensibilización, luego formación en sesgos inconscientes, estereotipos de género y otros conceptos claves basados en teoría de género; y luego estrategias claras con acciones determinadas para fomentar la participación femenina en el trabajo e impulsar su crecimiento hacia cargos de mayor liderazgo dentro de las organizaciones. Recordemos que el mundo está compuesto por 50 % hombres y 50 % mujeres, ser inclusivos fomenta la innovación, y además está demostrado que trae grandes beneficios económicos a las empresas que se calculan en un incremento de más del 10% de retorno de inversión cuando las plantillas son balanceadas.

 

 ¿Cuáles serían los sectores donde consideras que el emprendimiento femenino tiene más oportunidades de empoderarse?

En cualquier sector las mujeres podemos crecer y desarrollarnos. No existen sectores feminizados, eso es precisamente lo que queremos cambiar. Según mi perspectiva, las mujeres podemos proponernos trabajar en cualquier sector que para nosotras sea de interés. Tenemos la capacidad de formarnos en cualquier área y allí trabajar para lograr nuestra autonomía económica y desarrollo personal y profesional. Actualmente, estamos trabajando para fomentar las carreras STEAM: Ciencias, Tecnología Ingenierías, Artes y Matemáticas (siglas en inglés de Science, Technology, Engineering, Arts and Maths), en cuyas áreas las mujeres estamos subrepresentadas y son precisamente las carreras que más van a ser demandadas en futuro muy cercano. Por ello fomentamos desde todas mis empresas la visibilidad de mujeres líderes y modelos a seguir en estas áreas, para que nuestras hijas y mujeres adolescentes comiencen a interesarse por estudiar estas carreras profesionales y tengan asegurado un espacio en el futuro próximo en empresas, emprendimientos, Startups, y organizaciones que ya tenemos aquí a la vuelta de la esquina. Es imperativo romper con los estereotipos de género que imponen carreras para mujeres y carreras para hombres. 

Venciendo al COVID-19